cliceduca (1)

Estudio de Intesis entrega el perfil del estudiante TIC de Escuelas Rurales

Los Alumnos de zonas rurales usan tecnología móvil y apps para estudiar tres horas más a la semana de forma voluntaria en sus hogares . Ello es un indicador de que los alumnos están ávidos de aprender de forma espontánea, sin tener que ser impuesto por las tareas.

Intesis ha desarrollado dos software educativos. El primero ClicEduca que se lanzó de forma piloto en cinco ciudades del país en 2013. Permite a los profesores construir sus propias clases interactivas, evaluar, supervisar y potenciar los aprendizajes de los estudiantes con clases atrayentes y multimedia. Luego el 2015 MusíGlota que permite aprender inglés, español y portugués por medio de la música.

Los alumnos acceden con su clave desde su PC, tablet o smartphone y participan de estas clases lúdicas llenas de recursos multimedia, actividades y evaluaciones. Es utilizado por más de 350.000 alumnos y profesores de establecimientos educacionales vulnerables, tanto de zonas urbanas y rurales a lo largo de todo Chile. Desde Arica hasta la zona más austral del país, como lo es Provenir. Un 75% son establecimientos educacionales urbanos y un 25% son rurales.

Intesis elaboró un estudio sobre el perfil del estudiante TIC del mundo rural, visitando 152 establecimientos educativos rurales de las 15 regiones del país. En éste detalla el perfil del estudiante TIC por asignatura, contemplando además aspectos relacionados a su entorno, infraestructura y grados de vulnerabilidad de las escuelas,. Se determinó este grupo dado que es el más vulnerable y desafiante en términos de aprendizaje por su aislamiento.

Aprendizajes generales

En términos generales, se pudo levantar información en terreno que muestra que el 83% de los alumnos de zonas rurales tienen acceso a un dispositivo móvil en sus hogares, sea este una tablet o smartphone. Además, usan esta tecnología móvil y aplicaciones para estudiar en promedio 3 horas más a la semana de forma voluntaria en sus hogares.

Inglés:

Dentro de los establecimientos visitados, un 25% contaba con el software MusíGlota, el cual está enfocado al estudio del inglés por medio de la música. Esta tecnología es usada  por los alumnos en promedio 5,6 horas más semanales en sus casas que en la sala de clases. Este dato es muy relevante dado que estas horas se suman a las que los estudiantes tienen por currículo, siendo un aprendizaje voluntario del inglés que se está traduciendo de forma rápida en mayor vocabulario, mejor pronunciación y mejoras constantes en los indicadores de las habilidades de reading, listening y writing.

Con relación al usuario por curso, éste se concentra mayoritariamente en quinto, sexto, séptimo  y octavo básico.

Matemáticas y Leguaje:

Dentro de los establecimientos visitados, un 22% contaba con el software ClicEduca. Al respecto, en las clases  de matemáticas y lenguaje impartidas en ClicEduca, se ocupan en promedio 2 horas semanales más por estudiante fuera de los horarios de clases ya sea realizando un ensayo o complementando lo visto en aula haciendo ejercicios con clases iteractivas. Ello  se traduce en un promedio de 1,4 horas extras a la semana, como un complemento a lo visto en los horarios formales de clases.

Con relación al usuario por curso, éste se concentra en cuarto, sexto y octavo básico, como también en segundo medio. Ello coincidente con que los niños que deben rendir la prueba SIMCE, ya que el aplicativo también entrega ensayos interactivos para preparar dicha evaluación.

Horario dentro de la sala y en el hogar:

En los establecimientos educacionales los alumnos usan los recursos tecnológicos  principalmente entre las 10:00 y las 12:00 hrs. En el caso particular del software  MusíGlota entre las 12:00 y las 13:00 hrs. y también en las tardes, desde las 19:00 a 20:30 hrs. Lo que denota un uso fuerte en la casa, muchas veces acompañado de los padres en un entorno lúdico y familiar que se ve favorecido por la música.

“Ello es un indicador de que los alumnos están ávidos de aprender de forma espontánea, muchas veces sin incluso haber tareas de por medio,  además tiene un doble beneficio porque el alumno  dedica voluntariamente tiempo a estudiar, no está expuesto a tiempos de ocio u otros de riesgo social, está en su casa aprendiendo de forma feliz”, afirma Ricardo Mansilla, CEO Clic Educa y MusíGlota.

“En las zonas rurales existe un nivel de desarrollo tecnológico mínimo aceptable en los establecimientos rurales del país. Ello aún insuficiente, y está lejos de ser óptimo, pero permite establecer un punto de partida para desarrollar proyectos más potentes que permitan dar ese gran salto hacia la utilización eficiente y provechosa de las TICs en la educación. Hay un genuino interés, necesidad y alta demanda por usar tecnología, una aceptación y predisposición superior incluso al del mundo urbano, la cual radica probablemente en la mayor necesidad de romper las brechas y desigualdades propias de su entorno y cotidianidad. Ello queda constatado en el hecho que los alumnos usan los software tres horas más en promedio en las casas que en la sala de clases de forma voluntaria. ”, agrega Mansilla.

“De esta manera podemos concluir que los alumnos consideran fundamental la tecnología, reconocen un impacto positivo, no obstante, no siempre tienen la ayuda, los recursos y la capacitación necesaria para hacer uso eficiente de ella. Este es un usuario que muchas veces no explota todos recursos tecnológicos porque no se sienten seguros de usar computadores defectuosos o con virus, o porque no cuentan con un apoyo metodológico que los guie correctamente, en particular con los dispositivos móviles. A pesar de ello, la conciencia de la importancia de las TIC existe, y mientras exista un esfuerzo por asegurar las tecnologías y por entregar el debido acompañamiento, las herramientas tecnológicas pueden lograr efectos importantes en la educación de las zonas rurales”, afirma Karin Sheja, CEO Intesis

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *